Pilates, el secreto de la eterna juventud

Pilates, el secreto de la eterna juventud
Ideal. Esta displina no solo te renueva, también te protege y sobretodo te hace sentir bien. Muchas son las disciplinas para ejercitar el cuerpo, pero pocas son las que tienen un efecto que ayude no solo con el bienestar exterior, sino también al interior y Pilates es un método que cumple estas funciones.

Estilo de vida. El doctor Brent Anderson, comentó que este es una sistema de vida que busca la coordinación completa del cuerpo, mente y espíritu. Es una filosofía de vida que busca un equilibrio entre el trabajo, gozo y descanso que al mismo tiempo se caracteriza por sus movimientos conscientes y equilibrados que buscan un balance entre el control y el movimiento.

Conoce los seis principios de movimientos que abarca: la respiración, la elongación axial y el control del centro, la articulación de la columna, la organización de la cabeza, cuello y hombros, el alineamiento y soporte de peso en las extremidades y la integración del movimiento.

Trabajo de movimientos. Es así que utilizando diversos equipos, trabajan estos conceptos en distintos planos y con distintas relaciones a la fuerza de la gravedad. “De esta manera el sistema neru-muscular tiene que adaptarse a recibir información por medio de los equipos, guiarse por los principios del movimiento mencionados y de esa manera sustituir malos hábitos por movimientos óptimos”, dijo.

Perfectos por dentro y por fuera. Entre los beneficios, destaca una mejor calidad de vida ya que al mejorar el movimiento equilibrado de la columna, todos los sistemas del cuerpo funcionan mejor. Es por ello que, al sentirnos bien físicamente, las personas son más felices, no por nada el creador Joseph Pilates decía que el requisito para la felicidad era la salud física, añadió el profesional.

Múltiples beneficios. Cabe destacar que a través de pilates se mejora el alineamiento y aumenta la consciencia corporal y a la vez, esto hace que las personas sean capaces de moverse libremente en muchas direcciones. Asimismo sitios comúnmente lesionados tales como la espalda baja, rodillas y los hombros son mucho más estables y capaces de sobrellevar cargas en rangos de movimientos más amplios. Pero esto no es lo único que se puede lograr, practicar pilates también enseña a escuchar el cuerpo para saber distinguir entre un dolor malo y una sensación de agotamiento.

Leave a reply