Las plantillas, ¿para todos?

Las plantillas, ¿para todos?

Las plantillas específicas para corredores se han convertido en uno de los remedios más eficaces a la hora de prevenir y curar lesiones. Por ello hemos entrevistado a Eduard Sánchez-Osorio, uno de los podólogos con mayor prestigio

Como en la mayor parte de facetas de la vida. Esa es la principal deducción a la que llegamos trás charlar con Eduard Sánchez-Osorio, hijo del mítico Miquel (q.p.d.), uno de los podólogos pioneros en el trabajo con corredores, en España.

Una «cartera» de casi 18.000 visitas anuales repartidas en centros de Ergodinámica de toda España y, próximamente, también en Estados Unidos dan contrastada experiencia a Eduard para evaluar el papel de las plantillas como método para curar y evitar lesiones. Una charla, como veréis, muy enriquecedora.

Eduard, las plantillas son concebidas, a veces, como «el milagro» para prevenir y curar lesiones. ¿Cuál es exactamente la función de una plantilla?

Dar equiilbrio y estabilidad al pie, a través de un reparto de cargas homogéneo. De ese modo las piernas, o, lo que es lo mismo, las dos columnas que nos soportan, estarán perfectamente equilibradas, como en simetría. Así la cadera y la espalda estarán también correctamente equilibradas.

Cuando ambas piernas, por el motivo que sea, no están equilibradas o «en sintonía», hallamos problemas de hernias discales, lumbalgias, trocanteritis, rotaciones de cadera, desviaciones de columna, inflamación del sacro, desgaste de meniscos, condropatía rotuliana, etc. Todos estos problemas se abordan con plantillas.

¿Realmente todos los corredores necesitamos plantillas?

Por mi consulta han pasado corredores a los que, tras una visita, no les hemos puesto plantillas. Si sus dos piernas estaban rectas y bien alineadas, sin dismetrías, con las cargas bien repartidas, ¿por qué se las íbamos a poner?
Otra cosa es que a estos corredores de proporciones prácticamente perfectas y tan equilibrados, con plantillas descansan mejor y se recuperan mejor de sus sobre esfuerzos.

Lo que sí es verdad es que la mayor parte de corredores que pasan por su consulta acaban saliendo con plantillas, ¿no es así?

Sí, porque el caso anteriormente citado, de «corredor perfectamente simétrico», suele ser una excepción, ya que normalmente el cuerpo humano no es 100% simétrico, y ambas piernas no suelen ser idénticas en casi ningún individuo.

Sucede lo mismo con otros elementos de nuestro cuerpo que están «duplicadas», y, por lo tanto, para lograr este equilibrio, se precisan plantillas.

¿Cada cuanto habría que revisar unas plantillas?

Cada año, más o menos. Igual que unas gafas de contacto, por ejemplo.

El problema es que algunos corredores que llegan a su consulta dicen que les cuesta adaptarse a las plantillas, que sienten como si tuvieran un «cichón» en la planta del pie durante los primeros días en los que se las ponen…

Y les doy la razón. Nuestras plantillas no parten de un molde. O, lo que es lo mismo, no adaptamos la plantilla al pie, sino que es al revés, adaptamos el pie a la plantilla. Entendemos que con este método de trabajo logramos corregir los defectos de pisada.
Por lo tanto nuestra plantilla requiere un periodo de adaptación. También es verdad que hay corredores que no tienen paciencia y que, por más que les recomendemos el que se pongan las plantillas progresivamente, el primer día ya ruedan con ellas.

¿Y que pasa si no se adapta bien un corredor a vuestras plantillas?

Que hay que hacer ese proceso de adaptación en dos o más veces, aumentando el «chichón», del que antes me hablabamos, progresivamente.

¿Las plantillas son caras?

Más o menos todos los podólogos trabajamos sobre unos precios similares. Éticamente no podemos trabajar por debajo de los precios mínimos marcados por el Colegio Profesional. Y luego hay que contar que el material con el que se fabrican las plantillas es caro.
También me doy cuenta de que a veces que el corredor prefiere invertir el dinero en la mejor zapatilla antes que en unas buenas plantillas.

¿Hay podólogos poco acreditados, cuyas plantillas fabricadas en sus talleres realmente son un riesgo de lesión en los pies de un atleta?

Yo diría que lo que hay en el mercado son, en ocasiones, plantillas mal hechas. Hay que hacer una buena exploración como punto da partida, sino podemos incluso agravar el problema. Yo he visto «en circulación» plantillas mal fabricadas que crean, a largo plazo, más perjuicio que beneficio, agravando incluso un problema que inicialmente no estaba tan acentuado.
Hay que pensar que un corredor realiza un ejercicio muy «violento» muscularmente, añade mucha carga de trabajo a sus extremidades inferiores.

Eduard, hay estudios de pisada, muy de moda últimamente en las tiendas de deportes, que, tras filmar nuestra zancada, nos aconsejan un tipo u otro de zapatillas. ¿Crees que es correcto este procedimiento?

A mi, personalmente (y esta es sólo mi opinión), no me convencen estos tests. Y pondré el ejemplo de un pronador; Este atleta acude a la tienda, le filman corriendo y, tras visualizar su defecto de pisada, el tendero le recomienda unas zapatillas para pronadores de fabricación «standard».
Pero lo cierto es que hay pronadores de antepié, pronadors compeltos, de retropié, o tener supinación en una pierna y pronación en la otra (porque puede ser que ambas pies no pisen igual, al correr). ¿Hay alguna zapatilla en el mercado que, por sí sola, pueda controlar todos estos defectos de pronación?
Las zapatillas para pronadores normalmente están pensadas para pronadores de retorpié, que son un 15%, aproximadamente, del total de pronadores. Este tipo de zapatillas sólo son efectivas para pronadores de retorpié y, si me apuras, para pronadores totales. Pero yo entiendo que la pronación por hundimiento de arco no se puede controlar con este tipo de calzado, al menos de un modo medianamente eficaz.

¿El grado de pronación es idéntico, en todos los corredores, incluso en que padecen un mismo tipo de pronación?

No, igual que no todas las personas miopes no tienen el mismo numero de miopías, por poner un ejemplo.

Por lo tanto, para personas con problemas de pisadas, ¿que tipo de zapatillas necesitan?

Calzado neutro, y que la plantila modifique al milímetro los defectos de pisada que se deban corregir.

¿El trabajo del masajista es un complemento para el del podólogo?

Yo creo que ante una lesión, hemos de trabajar ambos en un mismo sentido para recuperar antes al corredor. Si existe un defecto de pisada por parte del atleta, y ello ha creado una contractura, esa contractura la debe quitar el masajista.
Lo que hace la plantila es tratar de corregir ese defecto para que la contractura no se vuelva a crear. Lo que es cierto es que un «fisio» o un masajista puede acelerar la recuperación de un runner lesionado.

¿Las plantillas hay que llevarlas durante todo el día?

Sí, así lo recomendamos, tras el lógico periodo de adaptación. Porque si tenemos unas plantillas correctoras y las llevamos tres horas sí y dos no, a final el pie no «consigue» llevar a cabo una continuidad en el porceso de adaptación y por lo tanto, el efecto beneficioso de las plantillas no se transmite igual.

¿Qué tiempo de adaptación tienen las plantillas que salen de Ergodinámica?

Normalmente, unos 15 días, pero depende de la lesión del paciente. Hay lesiones, como las fascitis plantares, que suelen requerir más tiempo de adaptación del que antes he citado.

¿Y al cabo de cuanto tiempo puede empezar a correr el atleta con normalidad?

Si el proceso de adaptación ha sido correcto, pasados esos 15 días ya podría entrenar con normalidad.

Leave a reply