La postura de las piernas en «W»

¿HAS VISTO ALGUNA VEZ A TUS HIJOS SENTADOS EN LA POSTURA DE “W”?

¡EVÍTALO!

La postura en W es una de las posiciones más comunes en la que podemos encontrar a nuestros hijos mientras juegan. El uso de esta posición durante la infancia puede conducir a problemas ortopédicos en el futuro.

Esta postura la adoptan frecuentemente ya que les facilita la manipulación de juguetes durante el juego. Al aumentar la base de sustentación la posición proporciona mayor estabilidad, y hace que la musculatura pélvica y del tronco deje de trabajar para mantenerlo en posición vertical, así musculatura como multífidos espinales y erectora del tronco, y abdominales como los oblicuos y transverso del abdomen no realizan un trabajo de estabilidad necesario para el correcto desarrollo psicomotor.

En el niño fémures y tibias están rotados internamente, si esta postura se prolonga en el tiempo podrá producir alteraciones en cadera, como un aumento de la anteversión femoral, rodillas y tobillos, generando problemas como caminar con las rodillas hacia dentro y los pies rotados excesivamente hacia fuera, o bien el tronco y musculatura de la espalda débil y predisposición a padecer patologías de cadera.

El patrón va cambiando a lo largo del desarrollo y en cada momento tendremos una situación anatómo-biomecánica distinta. Es fundamental la evaluación de la espalda y demás articulaciones implicadas asegurándose de que funcionen correctamente y que exista una buena biomecanica y en caso necesario pautar un programa de ejercicios que restablezca el equilibrio de las articulaciones.

IMG_0348

Leave a reply